lunes, 12 de octubre de 2009

24_ Merlín

Sentado frente a la computadora, veo mi reflejo en el monitor. Veo un pelo revoltoso, una cara huesuda, unos ojos grandes y un rostro serio, que lleva una barba desprolija.

A medida que aparecen las letras, a medida que el teclado repiquetea, la imagen que trae el monitor va mutando. Aparece una tímida sonrisa, que muestra dientes blancos. Ver la sonrisa, me transporta a prestarle atención a lo que estoy pensando, pero rápidamente los pensamientos se evaporan, se hacen nada, porque empieza a sonar música en mi Ipod. La música que suena en los auriculares de mi Ipod, es de Loreena McKennitt. Música irlandesa. No soy irlandés, ni siquiera comprendo nada de lo que canta, ya que su acento hace complicado el entendimiento. Pero escucharla, me transporta a Merlin. Y me dejo transportar.

Merlin, un lugar perdido, con un inhóspito camino para llegar a él, en el medio de algún morro de la Villa de Merlo en San Luis…. Suena la música y pido una torta de chocolate con un té en hebras de frutos rojos. El mozo, y dueño del lugar, trae mi pedido. Claro, no te dije que Merlín, es un casa de té.

Cae la noche, sigue sonando Loreena McKennitt, en mi Ipod y en Merlín. Ahora miró mi cuerpo, ya no sólo mi cara, reflejada en unos ojos celestes, verdes (del color que vos quieras), y mi cuerpo se hace chiquito para poder entrar en la inmensidad del reflejo de esos ojos. Me gusta lo que veo. Me gusta porque ya no estoy siendo reflejado en un monitor, sino que mi imagen aparece en un lugar hermoso, santificado por un sentimiento inexplicable que revolotea en mis entrañas.

Cae la noche, el lugar está en el medio de la nada, la música, que sigue sonando en todos lados, hace que el ambiente tenga tintes aterradores. El mozo y dueño del lugar, tiene un aspecto siniestro. Empiezo a ponerme nervioso, pero no puedo dejar de ver mi reflejo. Me obsesionó mirándome ahí. En ese lugar. Me veo y me reconozco. Nunca me había dado cuenta que estaba ahí y no aquí. Tengo miedo. Cada minuto que pasa, la noche devora y desgarra cada pedacito de sol que queda en el cielo. Se pone todo oscuro, pero en esos ojos que me reflejo, donde me veo inmenso, aparece una mirada que alumbra mi ser. De repente, de un cuerpo extraño, una mano aparece y roza la mía, logrando que se estremezca mi corazón que en ese momento estalla de placer. Siento esa mano acariciándome y los ojos celestes, verdes que iluminan, le ponen luz a una noche oscura que finalmente le ganó la batalla al sol. No hay voces, mas allá la de Loreena McKennitt. Hay miradas, hay sensaciones. Hay luz.

Me paro, como por arte de magia mi imagen se sigue reflejando en esos ojos celestes o verdes. Mi cuerpo aparece en plenitud. Esa mano suave, me sigue. Salimos de Merlín.  El mozo y dueño del lugar, el cual ahora no me parece un personaje siniestro, se ofrece a acompañarme por el camino oscuro con una linterna para descubrir con luz el sendero que nos llevaría a la salida. No hace falta, le digo, o quise decir… Ya no tengo mas miedo, señor. Mi vida está iluminada. No se haga problema, señor. Ojos celestes, o verdes, van infranqueables a mi lado poniendo luz a donde camino. Usted no los ve, señor? Es que me alumbran a mi. Disculpe. Lamento que Usted tenga que valerse de una linterna para andar por la noche. Yo no la necesito. No necesito nada más, que esos ojos junto a mi, señor. Vaya buen hombre. Regrese a seguir preparando esas deliciosas tortas y manjares de tés, yo estoy bien. Tengo luz. Y mientras tenga luz, nada me puede faltar. Vaya y gracias por todo. Ha sido Usted muy gentil. El camino de regreso, lo descubro solo, con mi luz. El mozo, el señor, el dueño del lugar, se retiró. La luz iluminó mi camino. Alguna estrella se puso celosa al ver que su presencia, al menos para mi, era inútil. No me importo. Ojos celestes, o verdes, le dieron vida a mi camino. También, apareció esa mano, para tomar la mía y como si fuera poco, una dulce voz, en un tono muy bajo me dijo; no me sueltes, es por acá.

Me fui de Merlín. y no se como aparecí acá, frente al monitor de mi PC, que ya no refleja ninguna imagen, o no me interesa verla. Veo esos ojos, siento esa mano entrelazada con la mía, Loreena McKennitt sigue sonando en mi Ipod, pero tampoco la escucho… sólo escuchó esa voz.

Apago el monitor de mi PC, me acuesto en mi cama. Cierro los ojos. El mundo se desvanece, la realidad se vuelve noche, la oscuridad completa rodea mis sentidos. Pero se que esa ceguera responde a síntomas fisiológicos. Se que cuando abra mi ojos, estarán ahí los otros. Los ojos celestes o verdes, poniendo antorchas al costado del camino, también aparecerá la mano docil para entrelazar a la mía, fuerte, y la dulce voz, en un tono suave, me dirá; es por acá, no me sueltes por favor, es por acá. Y yo… sencillamente, me dejaré guiar.

no importa quien soy.


23 comentarios:

Don Koala -la oligarquía animal- dijo...

Lo hago por el pato, que sufre ahi.

Nick dijo...

Le advertimos en el post anterior que no mezclara las pastillas, mire lo que pasó...

Después me pasás bien la marca del monitor ese, mientras tanto busco a Loreena en google...

no importa quien soy. dijo...

Don koala:

el pato no sufre, quédese tranquilo que es de juguete.

no importa quien soy. dijo...

nick:

sabés que mezclé y me siento mejor. Salió eso.

Iba a linkear a la página de Loreena McKennitt, pero no quería que se me "ensucié" el post... no se si me entiende o son las pastillas las que no me dejan expresar mis pensamientos con claridad.

Ana_paula_serrano dijo...

Vi luz y subi. No por el pato. Sino por los mangos para seguir el blog. Cuidado con la medicina.

Magah dijo...

Yo creo en la medicina, absolutamente, y hasta me considero totalmente científica al momento de buscar respuesta a episodios de cualquier tipo, pero en algunos males como los que vos pareces padecer, como los que también sufro, un poco mas moderados, posiblemente por los años, creo en que la cura está en uno mismo, que es la mas costosa, no en pesos sino en tiempo y esfuerzo, pero la única posible.
Largá las pastillas a la mierda y repetite a diario lo que te dice esa voz suave: "Es por acá, no me sueltes por favor, es por acá"...y sencillamente dejate guiar.

Ahora bien, necesito que me respondas científicamente como es que en un día como hoy, llego a tu blog, para encontrarme justamente con lo que necesitaba leer y verme en el monitor de mi pc en tus palabras.

Se me ocurre que debe ser obra de la magia de Merlín, aun siendo Maga, me cuesta creerlo.
Pasame tu medicación, dale?

alelé dijo...

Coincido con Nick, debería haberle hecho caso a la doctora... o acaso alcanzó la felicidad?

Me pa que tomó la pastillita rosa en auyno...

alelé dijo...

le deje algo en sus primeros posts

el resto no sea chusma eh!

La Huida dijo...

Ojo, no siempre los ojos celestes o verdes te llevan al lugar correcto. A veces pueden ser una perdición que te guian hasta el pecado.

Ahora ¿cambiaste el tipo de cigarrillo que fumas?

Jennifer Amapola Banfrula dijo...

No hay nada como los efectos colaterales del té.

nadasepierde dijo...

Lo que hace la torta de chocolate!!! es increible!!!!
Está bien dejarse guiar por ojos verdes o celestes... capaz es la señal para dejar de ver otros ojos o escuchar otras voces..o dejar de sentir que se escapa de alguien... simplemente, irse.

para mi una porción de torta por favor!!! con café, si se puede.
beso

andreita dijo...

Que hermoso, me gustó mucho este post.

Estoy en la facultad, pecando, no me pude resistir, jamás nunca pude resistirme a las chocotortas con un tecito de Rosa Rasqueta :)

Besote enorme!!

Plus+10: Las preparo riquísimas. Agregue a la lista de 21 y picadita, q ya encontré el postre y la sobremesa... y luego otro 21... si es q no salimos rodando!!! :P

costalgaraldals dijo...

Merlín ??? dices ??? no será una "tapadera" de algo ilegal ??? no ??? lástima que me pille un poco lejos, con muy buena gana me pasaria para degustar un buen té con tortas.
Saludos iluminados ¡¡¡

no importa quien soy. dijo...

ana paula serrano:

te estoy debiendo la guita, es casi fin de mes, viste.... ehhh, pasa mas adelante (para cobrar, para leer pasa las veces que quieras), te parece tipo noviembre? Ahora si podés que sea del 2010... yo te hago acordar!

no importa quien soy. dijo...

Magah:

No hay explicaciones científicas para letras que no salen de la cabeza... sino que salen del corazón.
Usted sabrá!

no importa quien soy. dijo...

Alelé:

gracias por TODOS los comentarios. Y para Usted: HOP HOP (como decía no me acuerdo quien).

no importa quien soy. dijo...

La Huida:

no cambié de cigarrillos, por ahora.... los ojos llevan donde quieren llevar.

HOY quiero seguirlos, y creo que los quiero seguir eternamente.

no importa quien soy. dijo...

banfrula:

te, torta de chocolate, Loreena McKennitt.... combinación letal.... No hay que mezclar... no hay que mezclar!

no importa quien soy. dijo...

Madrina del Blog:

Usted lo ha dicho: Dejarse ir. Si. Dejarse ir.

no importa quien soy. dijo...

Andreíta:

Gracias! No se me desconcentré en la facu!!!!!! Ojo con ese té!

no importa quien soy. dijo...

costalgaraldas:

Seguro hay un Merlín en España. Cuestión de descubrirlo!

novoyaterapia dijo...

Que combinación! Loreena McKennitt y un monitor teletransportador...
Muy linda historia si hay que hacer doping es otra la cuestión
saludos

no importa quien soy. dijo...

novoyaterapia:

el anti doping dió negativo. estoy limpio..... por ahora.