viernes, 8 de enero de 2010

39_ 6 de enero en el country. Estereotipo 95%. Final Cliché (a veces me pongo así)

Juan Cruz se despertó sobresaltado. Vió por la ventana que había un sol hermoso y entendió que ya era de día. Se levantó, y emprendió con gran rapidez una carrera contra la nada que lo llevaría hasta el árbol de navidad de la casa.

En esa carrera desenfrenada pasó frente a la habitación de sus papis (que aún dormían), y por las siete habitaciones que albergaban las almas de sus siete hermanos (que estaban comenzando el proceso que Juan Cruz había iniciado tan sólo unos segundos atrás). Descendió la fantástica escalera, pasó sin saludar frente a la mucama, que se encontraba hablando con Ramona, la cocinera, para finalmente doblar en un pasillo majestuoso donde vió el árbol.

El problema empezó cuando descubrió que no había nada, es decir ningún regalito, bajo las copas de tan bonito árbol. Era 6 de enero, el árbol estaba vacío.

Para cuando Juan Cruz descubrió esto, ya habían llegado sus siete hermanitos. Todos presenciaban estupefactos el increíble espectáculo: El árbol de navidad vacío.

Mi PSP3!!!!!!!!!!!!!; gritó Juan Cruz, pero pronto no pudo distinguirse más su chillona voz de la de los otros siete hermanitos ya que todos gritaban ante la ausencia de los regalos. La casa era una horda de gritos insoportables. Ramona, se asomó al escuchar tanto bochinche, y al ver a los ocho niños llorar, patalear y gemir, corrió a despertar a los padres de las criaturitas (que eran divinamente rubias, dicho sea de paso, si me permite el estimado lector agregar cierta data de color a la historia, y entiéndase que no es de color por los cabellos amarillitos de los niños).

Charly despertó ante los golpeteos de Ramona. Se levantó de la cama king size y se puso la bata. Sin hacer ruido, caminó hasta la puerta. La abrió.

Qué pasha, Reimon?; No se señor, todos los nenes están alrededor del árbol, llorando, gritando. Parece que los reyes magos ayer a la noche no vinieron, y están todos pataleando porque no tienen sus regalos; dijo Ramona, que a esa altura ya estaba acostumbrada a que la llamen “Reimon”, pero lo seguía odiando. Charly, sabía que algo no andaba bien. Fue a despertar a su esposa.

Cleer. Cleer, levantate plis, los chicos están abajo, parece que los reyes no vinieron; dijo Charly, mientras sacudía a su esposa por los hombros. Clara, así se llamaba la hermosa esposa de Charly, despertó. Pero pará de moverme imbécil, qué hora es?; Son las siete y media de la mañana switi, hay un lío abajo con los chicos, parece que están todos gritando porque no vinieron los reyes; Cómo? que no vinieron los reyes? es imposible, nunca faltaron, jamás. Deben haber sido estos negros de mierda que tenemos por mucamos que se afanaron las cosas, chequea los videos de seguridad; dijo Clara mientras se incorporaba lentamente. Charly se dió vuelta para ir a ver los videos de seguridad, y casi tropieza con Ramona; Podés retirarte, Reimon; dijo Charly, sin dejar de sentir un poco de pena, por lo que la cocinera había tenido que escuchar. Ramona comenzó a caminar hacia la cocina, guardó su amor propio y su odio hacia esas dos personas en un rincón de su corazón, que rápidamente… con ciertas enzimas mediante… fue transformado en rencor a descargar a la brevedad, cuando terminé de trabajar y llegue a su casa.

Charly empezó a correr por los pasillos de la mansión. Quería ir a ver a sus hijos antes que los videos. Los vió gritar, y pelearse. Quizo intervenir, pero pensó que antes tenía que hacer lo que Clara le había mandado a hacer, no se cosa que no lo haga y después ella le recrimine que no hizo lo que ella le había dicho que tenía que hacer.

Cuando salió de la casa, usó la puerta de atrás, para que sus hijos no lo vean y no lo escuchen. Asombrado, vió que todos los vecinos del country estaban fuera de sus mansiones. Hizo caso omiso de lo que sus ojos eran testigos y continuó corriendo hacia el quincho que tenía una habitación especial donde estaba la central de cámaras que monitoreaban su casa.

Rodriguez Bustos, Rodriguez Bustos!!! Escuchó que lo llamaban y se detuvo. Era Fernandez Bedoya, su vecino que le dijo; No vayas a ver las filmaciones, Charly.... dejá es inútil, esto es una desgracia. Ya miré las de mi casa y nada… además me llamó García Aguas y me dijo que en la de él tampoco vió ladrones, Martinez Peña tampoco vió nada y recién me mando un mail a mi BB Teresita Blaquier y me dijo que el marido ya chequeó los videos de seguridad de la casa de ellos y tampoco; Pero no te puedo creer Tomy, esto es una desgrashia, no puede sher; dijo Charly mirando a Tomás Fernandez Cendoya, pero pensando que le diría a Clara que había visto las filmaciones y nada.

En un instante y sin ponerse de acuerdo, todo el country se agolpó en la puerta de la casa de Charly para discutir lo que había pasado. Los gritos y las teorías iban y venían. Nadie podía creer como los reyes magos no habían visitado el country. De repente vieron que por el medio de la calle, que veía pasar orgullosa distintos autos y camionetas importadas, caminaba Anselmo, el nuevo guardia de seguridad.

Pero quién es ese pardo que camina por ahí?; dijo Teresita Blaquier; Es el de seguridad que empezó anoche. Es nuevo y se ve que no le dijeron que tiene que salir por la puerta de servicio del country; contestó Martinez Peña mientras le mandaba un mensaje de texto a su esposa para ver como seguían sus hijitos. Alguien sabe cómo se llama, le tenemos que decir que por ahí no puede salir, dijo Teresita preocupada al ver al morocho de 33 años caminando a paso cansino por la puerta de su casa.

Hey! Usted, buen hombre; gritó Charly, que al llamarlo buen hombre sintió que redimía sus culpas para entrar al cielo después de no disculparse ante Ramona por la barbaridad que había dicho su esposa.

Anselmo comenzó a caminar hacia el grupo, que a esa altura ya estaba conformado por unas 50 personas. Charly, gritale por donde es la puerta de servicio, que no se acerque, no hace falta; dijo Teresita. Charly la miró por sobre su hombro con cierto desprecio, deseando haber tenido el coraje para haber mirado así a Clara. Anselmo se acercó.

Diga; dijo Anselmo; Ehh…si… Usted es el personal de seguridad que empezó ayer a la noche en la entrada del country, no?; preguntó Charly. Anselmo no movió los labios, pero agito la cabeza de arriba abajo, lo cual es claramente una forma de decir si en todo el mundo (menos en Australia y China, que como ellos viven al revés, ése es su gesto para decir que no). Lo que pasha es que quizhas al ser Usted nuevo, no le dijeron que debía retirarshe por la puerta se servishio.

Anselmo pidió diculpas, le señalaron la puerta de servicio del country y comenzó a caminar hacia ella.

Charly, quizás tratando de ganar un lote más grande de cielo, dijo; Disculpe que no lo invitamos a charlar con nosotros, pero estamos un poco nerviosos porque los reyes no vinieron y nuestros hijos están intratables sin sus regalos. Todos lo miraron a Charly un instante pensando que era una broma. Al instante olvidaron la cursilería de Rodriguez Bustos, y siguieron debatiendo.

Perdón, pero los reyes vinieron; gritó Anselmo desde la puerta de servicio. Cómo? gritaron todos al unísono. Charly le pidió que se acerque. Anselmo tardó 244 segundos en cubrir los 20 metros que lo separaban del grupo. Debe ser santiagueño el pajuerano éste; dijo por lo bajo Martinez Peña, haciendo reír a Teresita.

Perdón; dijo Charly, Usted dijo que ayer los reyes magos vinieron?; Claro; dijo Anselmo; Pero Usted los vió?; Obviamente que los vi; contestó Anselmo; Y si vinieron, por qué no están los regalos?; interpeló Charly; Porque querían pasar los tres juntos, y yo les dije que era imposible; Perdón, pero porque no dejó pasar a los tres reyes magos; preguntó nerviosa Teresita; A dos le dije que podían pasar, pero al negro no lo dejé entrar. Ayer el gerente del country me dijo clarito: Ningún negro de mierda entra al country más exclusivo de la Argentina. Como soy nuevo y no quiero perder mi trabajo, al negro no le deje pasar. Se pusieron a putear los reyes, y decían que si no entraban los tres no entraba ninguno, entonces yo le dije que no entre ninguno, que entre uno o que entren dos, pero en cualquiera de las combinaciones el negro no pasaba. Me quisieron cagar a trompadas, me tiraron los camellos encima, pero les hice frente, y al que más le pegué fue al negro, cobró pal’ campeonato. La aguante solo sin pedir refuerzos, encima le quebré una pata a un camello, creo que era el del negro, porque después se subió al camello de uno de los otros, y se fueron a la mierda, cuando estaban lejos me tiraron botellazos y me gritaron puto, yo le devolví los botellazos, y creo que se la puse al negro en la cabeza.

Todos miraban atónitos. Clara que había salido de la casa, y había llegado justo en el momento que empezó Anselmo a relatar la historia, le dijo; Negro de mierda, no tenés que dejar pasar a los negros como vos, ese color negrito argentino que tenés repugnante. Baltazar es un negro africano o europeo o que mierda se, pero tienen onda esos negros. Los de tu color no pasan, marrón, los negros reales sí.

Todos miraban a Clara, que había expresado de forma terrible lo que muchos sentían en ese momento. Teresita Blaquier atinó a patear a Anselmo pero éste esquivó la patada con elegancia.Charly le pidió a Anselmo que se vaya, se enfrentó a Clara y gritó; Quiero el divorcio, mis hijos no se pueden criar con alguien como vosh. De repente, Anselmo dejó de ser el centro de atención y todos miraron entusiasmados a los Rodriguez Bustos que comenzaban a discutir delante de casi todos los vecinos del country.

Anselmo caminó hasta la puerta de servicio y salió. El sol, a medida que caminaba, parecía asarle la cara. A los pocos minutos su piel se había vuelto mulata. Entró en unos matorrales, y los vió. Allí estaban, sentados, esperando impacientemente a Baltazar.

Melchor, incorporándose y levantando a los tres camellos, preguntó: Y negro, aprendió algo esta gente? Sabrán valorar el regalo inmenso que les acabamos de dar?; Baltazar negó con la cabeza, subiendo al camello y comenzando a seguir a Gaspar, quien liderando la ruta invisible que los subía al cielo, se entristeció. Su camello, pareció sentir su pena, y dio unos saltitos en el aire para levantarle el ánimo.

Baltazar dijo; lo que pasa es que no ven lo que no pueden comprar, no ven lo que no pueden pagar, no ven lo que no pueden tocar y lo peor es que no sienten lo que no pueden ver. Pero mientras uno de todos ellos, haya aprendido la lección, podemos considerarnos satisfechos y decir que fue el mejor regalo de nuestras vidas. Melchor, Gaspar y el negro Baltazar, comenzaron a delinear que regalo genial le darían el año que viene y a quien. Desaparecieron en el horizonte, doblando a la derecha del sol.

Acá abajo, en la tierra, Charly corrió a disculparse con Ramona, a quien llamó Ramona por primera vez en mucho tiempo. Luego se juntó con sus hijos a explicarle que había pasado con los reyes. Inventó una bonita historia, los chicos la creyeron, y Charly les propuso salir a jugar a la mancha, claro que tuvo que contarles que para jugar a la mancha no necesitaban la WII ni la PSP3, sólo tenían que correr y correr.
Los ocho chicos salieron disparados al parque de la casa, empezaron a gritar y reír. Charly corrió un poco con ellos y luego se detuvo a mirarlos. Alzo la vista y vió a Clara haciendo las valijas para marcharse, ni una lágrima corría por su rostro, ni un poco de pena pudo enjuagar la mugre de su corazón. Por un instante pensó como les iba a explicar que su mamá se iba de la casa. Ya encontraría la forma y el lugar. Ahora, solo quería verlos reír. Él rio.

Juan Cruz pasó a su lado y gritó; Tocado, papi!!!. Charly era la mancha. Charly era feliz.

no importa quien soy

18 comentarios:

...y tu mamá también dijo...

Me re re gustó! Me hizo acordar a 'Las viudas de los jueves' que releí hace poquito.
Hablar de 'esa gente' (la de los countries) sería caer en la misma que ellos, discriminar.
Pero en fin, son una especie bastante extraña.
Besote grandote!

Edgardo G. dijo...

Excelente :)

no importa quien soy. dijo...

...y tu mamá también:

Me alegra que te haya gustado...

yo leí el año pasado el libro que haces mención y la verdad es que me pareció muy malo, y estereotipado al 100%... por eso, acá es al 95%... Charly, se salva!!!!

BESO!

no importa quien soy. dijo...

Edgardo G.:

Bienvenido!

GRACIAS!

Andreita dijo...

Hermoso final :)

Cuando querés te sale el tierno total de adentro, guachito!

Eso si, la forrada no es exclusividaT de los potentados, uno es así desde la cuna, o desde la educación -q no reciben- que luego se transforma en propia ignorancia.

A mi los Reyes me empalmaron el regalito con NavidaT y mi cumple... son unos locos bárbaros!

Un besote, Sr! Un placer leerlo así de relajadisima :D

Nick dijo...

Maravilloso, me encantó, sobre todo por ese 5% no estereotipado.

Ahora que lo pienso, los reyes no pasaron por casa, debe ser por juntarse con ese negro de mierda que se olvidan de hacer las cosas como se debe.

Blonda dijo...

Sos genial!!!!! A mi también me recordó Las viudas de los jueves, pero con tu guión la peli hubiera sido mejor !

Beshito "suiti".

=)

no importa quien soy. dijo...

Andreíta:

Coincido con Usted. La educación, no tiene nada que ver con la condición social de nadie...

pero en fin... digame, no debería estar Usted ahora disfrutando del regalo de reyes, navidad y cumpleaños???? no debería Usted estar disfrutando del mar, la playa, las sierras o las montañas???

Vuelvase unplugged!!!! desenchufe!!!

BESO!!!!

no importa quien soy. dijo...

Nick:

JAJAJAJAJAJAJA!!!!!

Gracias!

no importa quien soy. dijo...

Blonda:

Gracias!

Voy a filmar la mía, seguro que va a estar mejor que la original!!!!

BESO!

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

Que buen cuento!
Mi primer lectura por aca. Me gusto mucho!
Ahora sigo para abajo.
beso

Blonda dijo...

Che, nene, gracias por el comentario en mi chocoterapia, de verdad!
Ando necesitando mandarte un mail y no encuentro la dire por ningun lado, asi que no te queda otra que escribirme vos: solteriaanunciada@gmail.com

Dale, eh!

besosssssss

no importa quien soy. dijo...

Lila Biscia es Lilus bla bla:

Bienvenida!

GRACIAS!

Espero que sigas entrando al blog, para leerlo!

saludos!

no importa quien soy. dijo...

Blonda:

te mandé mail!

de todas formas, te paso mi mail, que está por ahí en el blog:

niqs2009@yahoo.com.ar

saludos

alelé dijo...

Muy bueno che, siga adelante con sus historias!

no importa quien soy dijo...

alelé:

gracias doña!

La Huida dijo...

jajajajaj. que bueno, me divierte la forma de escribir, con contenido. Me quedo con esto:

"Baltazar dijo; lo que pasa es que no ven lo que no pueden comprar, no ven lo que no pueden pagar, no ven lo que no pueden tocar y lo peor es que no sienten lo que no pueden ver"

Si saliò de tu cabeza, te ganaste mi admiraciòn. Beso.

no importa quien soy dijo...

La Huida:

Admiremé nomás, admiremé!!!

:-)

Me alegra que te haya gustado y divertido!!!!!

beso