sábado, 10 de abril de 2010

53_ Gente que pedía zapatillas para correr y otras que pedían zapatillas para jugar al tenis.

Ariel caminó hasta el río.
Había salido de la oficina en la que trabajaba, para una importante multinacional, un poco aturdido.

Se detuvo cuando llegó al Puerto de Olivos. Vió que el sol escapaba, sin avisarle a nadie, y la luna comenzaba a dejar China para pasear por éste hemisferio. El puerto estaba casi desierto. Se sentó en el muelle de concreto y dejó que sus piernas jueguen, colgando, en una hamaca imaginaria que las llevaba de adelante hacia atrás con un ritmo constante.

Aún recordaba el diálogo que había tenido con su director hacía una hora atrás. Él le dijo; Ariel, vas a hacerte cargo del área de retail. Sos el nuevo gerente de retail.
Las palabras retumbaban en su cabeza. Ariel aceptó, no le quedaba otra opción y firmó el nuevo contrato. La compañía para la cual trabajaba le otorgaba un auto, para que pueda visitar los locales que iba a regentear, y un aumento de sueldo del 40% (él sabía que era poco, con respecto a lo que pagaban en otras empresas). Además, le confirmaron que la próxima semana le darían una BlackBerry.

Trató de mirarse en las marrones aguas del Río de la Plata, imaginando mil escenas de películas de Hollywood, pero sólo vió barro y botellas de plástico… y recordó…

Recordó cuando empezó en esa empresa que hoy lo promocionaba, hace unos 7 años.

Recordó que ingresó como vendedor de salón. Vendía calzado e indumentaria. Recordó que cargaba cajas, barría depósitos, que atendía a gente que le pedía zapatillas para correr y otras que le pedían zapatillas para jugar al tenis. Recordó que trabajaba duro, porque en su casa había que "parar la olla”, luego que su padre abandonara la familia, dejándolos a todos en la calle. Recordó, que al igual que hoy, era el principal sostén de su hogar. Sonrió, buscando aún su imagen en las marrones aguas, recordando las peleas que tuvo con sus hermanas, porque Ariel había tomado el lugar de “padre”, olvidando que simplemente, él era el hermano mayor.

Recordó que ese “trabajar duro”, lo llevo a ser sub gerente de una sucursal. Pero a pesar de tener un mando medio, seguía cargando cajas y atendiendo a gente que le pedía zapatillas para correr y a otras que le pedían zapatillas para jugar al tenis. Siguió. Se esforzó. Y pronto, también recordó, que pasó a otro local, pero ahora como gerente. Recordó que sintió miedo. Tenía 20 personas a su cargo. Pero también tenía que seguir trabajando duro, para que la familia coma. Tuvo una gestión exitosa. Se dió cuenta que era muy bueno en lo que hacía, y comenzó a desear llegar a las oficinas. Ser el coordinador del área de retail. Estaba harto que su casilla de mail sea: localdecalzadoeindumentaria@importanteempresa.com. Quería su nombre en el mail.

Y un día, después de tanto trabajar, y después de tanto atender a gente que le pedía zapatillas para correr y a otras que le pedían zapatillas para jugar al tenis, llegó a las oficinas. Era coordinador del área de retail: ariel@importanteempresa.com. Se sintió feliz. Tenía un jefe bastante macanudo, y su casilla de mail. Se sintió importante. Tenía conferences calls en inglés con gente de Estados Unidos, reuniones con gerentes de otras áreas. Definitivamente, se sentía un tipo importante. Tenía ahora 75 personas a cargo, y a pesar de tener miles de reuniones, él seguía yendo a los locales en las fechas importantes, a trabajar “codo a codo” con los vendedores, sub gerentes y gerentes. No se olvidaba de donde salió. Reponía, movía cajas y atendía a gente que le pedía zapatillas para correr y a otras que le pedían zapatillas para jugar al tenis.

Pero también recordó, mientras dejaba de ver el río para perder su mirada en la luna, que comenzó a sentirse mal. Que ese malestar se debía a que no estaba cómodo con la gente que trabajaba. Comenzó a notar, a medida que las responsabilidades fueron más grandes, que estaba entrando un mundo que alguna vez había deseado, y hoy deseaba no haberlo deseado jamás. Estaba hartándose de los conferences calls en inglés con gente de Estados Unidos, estaba hartándose de reuniones con gerentes, en donde todos luchaban para demostrar quién era el más inteligente o quién era el que más fuerte pisaba, se hartó de todo. Quería renunciar, sentía fuertes ganas de irse de ese mundo corporativo, donde todos sacaba a relucir una chapa de plástico, sin darse cuenta que el día que el sol le apunte a la chapa de plástico, ésta se iba a derretir. Estaba harto.

Sabía que no podía renunciar, si bien su situación económica había mejorado y tenía unos ahorros importantes, aún no podía darse el lujo de renunciar.

Siguió sentado, perdiendo su mirada en la luna. Su celular vibró. Era un compañero de trabajo, que lo llamaba para felicitarlo por su promoción. Ariel, nunca se enteró de esto, porque arrojó el celular al río. Quiso que el teléfono haga patito, pero recordó que creció en un departamento de Capital Federal, por lo que no era una habilidad que tenía desarrollada.

Pensó en la BlackBerry. Le dieron arcadas, a pesar que sólo se había alimentado a tabaco durante todo ese día.

Recordó que su jefe, que ya no le parecía para nada macanudo, sino un tipo espeluznante, le había dicho hace una semana que renunciaba a fin de mes. Recordó que hacía dos horas había estado reunido con el director del área, para finiquitar cuestiones del ascenso. Recordó reírse de chistes malos del director. Se dio asco.

Dejó de recordar para ver su futuro: Perdiéndose en mails intrascendentes desde una BlackBerry, yendo a Estados Unidos, cada tres meses, para no tener que hablar tanto por teléfono, mientras acá en Buenos Aires dejaba a quien amaba. Se vió usando el auto de la compañía para visitar todos los locales que él ya visitaba con su propio auto, pero ahora debía hacerlo también los fines de semana. Se imagino como esos gerentes que él detestaba, tratando de demostrar en cada reunión, cuan inteligente era él, cuan importante era..

Miró el río. Quiso ser pez. Miró la noche. Quiso ser luna.

Se levantó. Caminó unas diez cuadras hacia su auto. Se sentó al volante y comenzó a llorar. Lloró, como hacía mucho no lloraba. Buscó el teléfono, instintivamente, ya que siempre que subía a su auto, dejaba el celular en un pequeño espacio guarda cosas, que tenía su Fiat Uno 98, pero recordó que lo había tirado.

Lo fue a buscar. Volvió al río y se zambulló. Pero no lo encontró. A él tampoco lo encontraron…



… Al menos no lo encontraron el lunes en la oficina. El sábado bien temprano por la mañana había mandado el telegrama de renuncia.
La dirección de retail era un caos. El gerente de retail renunciaba a fin de mes, y quien iba a reemplazarlo renunció antes de comenzar. Era un caos. La Multinacional, grande y poderosa, estaba sumergida en un problema importante.

Toda la compañía, llamaba por teléfono a Ariel, querían hacerlo cambiar de opinión. El celular, permanecía en el fondo del Río de La Plata.

Ariel, acostado en su cama, prendió la tele, tomó el control remoto y comenzó a hacer un zapping descontrolado. No sabía que iba a hacer de su futuro, o que negocio iba a poner con los pocos ahorros que tenía.
Sabía que gracias a su capacidad, saldría adelante. Sabía que a su familia, momentaneamente, no le faltaría nada y también sabía que no quería atender a gente que le pedía zapatillas para correr y a otras que le pedían zapatillas para jugar al tenis.

no importa quien soy

54 comentarios:

Jared dijo...

Opus NIQS! Qué buen relato.. resulta casi imposible ller sin ver que hay mucho de tu manera de pensar en esta palabras.
Definitivamente es un relato para leer cuando se está perdido, ayuda a ver el umbral y la luz que viene del otro lado.
Un abrazo enorme, un placer leerte. Siempre.

no importa quien soy dijo...

Jared:

Gracias.

te parece que ayuda a ver el umbral? Puede ser. Pero creo que Ariel, en la ficción, puede hacer esto... pero en la vida real, creo que Ariel deberá seguir dándose asco a si mismo con los chistes malos de su director y estando en reuniones que seguro no quiere estar, o visitando países que no quiere ir, al menos sin la compañía de la persona que ama.

Es dificil lo de Ariel. Creo que hay muchos Arieles, y hay muchos, que tienen madera corporativa, y nacieron para eso.

Abrazo viejo!

Blonda dijo...

Vos me decís a mi, pero no tenés ni idea de lo placentero que se me hace llegar a tu blog y descubrir que hay un relato nuevo en el cual zambullirme sin saber hacia que orilla llego...

Siempre me sorprende tu creatividad sin límite y me pregunto en qué parte de cada relato habrá algo autobiagráfico.

Gran duda gran...

beso enorme y suerte con tu necesidad de cambio!


muack

Fepi dijo...

Es una cuestión de principios y ser feliz no. No hay porque adaptarse a situaciones que no nos gustan si tenemos alternativos. Y eso de agarrar el cel que suena todo el tiempo y tirarlo a la mierda, al río a donde sea, esoo es descargarse con toda!! Adio Niqs, buen relato.

Fepi dijo...

Vos tenes ganas de largar tu laburo no???

-º-º-º- Flor dijo...

No importa si tenes los huevos de Ariel o no... Importa ser feliz con lo que uno hace, siente y tiene. Que importa reirse de los chistes del jefe? eso no te hace mala persona...
((...Debe ser que tengo la piel curtida de tanto corporativismo))

Siempre me pregunto por que los seres humanos somos tan inconformistas. Siempre aspirando a más y cuando lo conseguimos que?
Nos damos asco?
No deberia ser asi!

Saludos,

Mona Loca dijo...

Y siendo gerente no se pueden cambiar las cosas desde adentro?

Digo, era un gerente especial, si no se olvidaba de ir a cargar cajas y a atender gente que le pedía variedad de zapatillas.

Quizás pudiera negociar otro pasaje, para ir con su amada al eeuu.

No sé...me da pena que después de haber luchado tanto,largue así.

Aunque si ya no lo llenaba más...

Lo puede hacer. Seguro que tiene un colchón, y como dice, con su capacidad, algo se le va a ocurrir.


beso

andreita dijo...

Sin dudas que no siempre las cosas son como uno quisiera, "nunca nos prometieron un jardín de rosas"...

Naturalmente a mayor responsabilidad, mayores serán los quilombos. Aun así aquí estamos, tratando medio a tontas, medio a locas, de no colgar los patines y salir a vender panchos al campo :)

Amén de ello, creo y siempre sentí que lo importante, el fin último, es pasar por esta vida "descalzos", lejos de quienes piden zapatillas para correr y juegar al tenis ;)

¡Besote, Sr!

Nick dijo...

El título es digno de un libro de Larsson jaja

Como le respondía en mi blog, conozco lo que es el laburo en una multinacional, y ver como se facturan miles de millones de euros y recibir el mail corporativo a principio de mes que anuncia la compra de un nuevo edificio de 20 plantas en China o la construcción de un barrio (sí, un barrio entero) en España solo para la empresa. Todo eso sin recibir ni un vuelto por todo el laburo que hacés y que ayudó a crear todo eso. Si a eso le sumás que cada uno que sube un escalón, por más buena onda que haya sido, por más cajas que hubiera cargado, se vuelve un poquito más garca... Por todo eso lo entiendo a Ariel y es por lo que me fui de la multinacional en la que tenía 5 personas a cargo para ser un simple empleado en una empresa de 7 personas (ahora ya somos 12 :) ).

Me encantó eso de: Miró el río. Quiso ser pez. Miró la noche. Quiso ser luna.

Abrazo

Jared dijo...

Leo los comentarios.. será que vivir en el interior es una ventaja? Baires es alocado, y aunque a -º-º-º-flor no le guste el inconformismo.. hay cosas que el dinero no puede comprar.

Y no hay argumento válido en contra de eso.

Jared dijo...

Y también creo que el alma del relato es un poco de vos y tus dilemas.
El sabor final es agridulce, solo por el hecho de saber aquello.

nadasepierde dijo...

Quizas hay que usar a la empresa y no dejar que la empresa nos use a nosotros.... y digo usar en el buen sentido.
Muchas veces me sentí asi, ser un enranaje de algo que me importa cero, que no es lo mío, pasar ahi encerrada mas horas que las que paso con los que quiero, sintiendo que solo es pasar.....y sin embargo me quedo, me soluciona parte de mi vida. Ya me amigué con esa sensación, y trato de sacarle lo unico que me da.

La vida de verdad pasa por otro lado.

me encantó como lo contaste.
cualquier parecido con Ariel, es real?

un beso

no importa quien soy dijo...

Blonda:

Gracias por tus paklabras, pero creo que tu prosa, sin flasa modestia, está varios escalones por arriba.

Creo, que todos ponemos algo autobiográfico cuando escribimos. Nada mas.

Hay pizcas de cada uno en nuestras palabras.

BESO!

no importa quien soy dijo...

Fepi:

qué edad tenés? Un purrete debés ser.
A veces, imagino que cuando uno comienza a ser mas grande y adquiere mas responsabilidades, los principios se esconden (ojo que no estoy hablando de los principios como la honestidad, la lealtad, etc... quizás voy a algo mas banal, y sencillo).

Yo no se si me quiero cambiar de laburo. No se. Evidentemente Ariel, si.

Abrazo pibe!

no importa quien soy dijo...

Flor:

Creo que vos resumiste bien, en tu primer párrafo, lo que le quise decir a Fepi.

Y también entendiste, creo, el quid del asunto: Inconformismo!

Ariel, no nos cuenta que peleo gran parte de su vida para tener lo que le están dando? Ahora que lo tiene, se da cuenta que no lo quiere?

GENIAL tu comentario.

BESO!

no importa quien soy dijo...

Mona loca:

Mis palabras son las mismas que le dije a Flor, para tu comentario.

Tanto luchar, para ahora dejarlo...

Se pueden cambiar las cosas desde adentro? O cambiar un sistema es algo imposible? Que se yo. En las películas siempre el muchachito que va contra las corporaciones gana.

Beso! GENIAL tu comentario!!!!

no importa quien soy dijo...

Comentario XVII:

Puaj! no way!

http://comosevivelavida.blogspot.com/2009/08/xvii-numero-maldito.html

no importa quien soy dijo...

Andreíta:

la cito: "creo y siempre sentí que lo importante, el fin último, es pasar por esta vida "descalzos", lejos de quienes piden zapatillas para correr y juegar al tenis"

andar descalzos, es lo mejor. vender panchos en alguna ciudad del interior, puede ser para algunos como andar descalzos. Que linda sensación!!!!!!!!!

BESO de play off!

no importa quien soy dijo...

Nick:

Primero te cuento que alguien, muy especial para mi, me dijo lo mismo acerca de la oración que mencionas!

Por otra parte, evidentemente, en algún momento, en menor o mayor medida, estuviste en los zapatos de Ariel. No debe haber estado bueno, no?

Abrazo loco, y que mejoren las condiciones laborales!!!!!!!! Y te felicito por haber cambiado!!!!!!!

nadasepierde dijo...

18!!!!

un beso

no importa quien soy dijo...

Jared:

ufff. Es cierto que hay cosas que el dinero no puede comprar... pero también te digo que es cierto que cuando no las puede comprar las alquila.

Vivir en la ciudad es un garompa. Al menos para mi. Es un caos todo esto, pero ese sería otro tema.

Y con respecto a lo que decís que hay algo de mi en el texto, te pregunto: No hay algo de vos en EL BORDE? Seguro. Esto no es la vida de nadie, pero en nuestros relatos o escritos, hay algo de cada uno de nosotros.

Abrazo loco!!!!!!!! Y perdoname que no estoy leyendo EL BORDE, pero apenas tengo tiempo para escribir algo. Lo voy a leer!!!! Soy el fan número dos después de Paula (si, PAula era, no?), y estoy cabeza a cabeza con Mr Limadura!

Abrazo viejito!

no importa quien soy dijo...

Madrina del Blog:

Una vez, una de las pocas personas que sabe que escribo en un blog, me pregunto por qué no escribía en Word mis historias, y después trataba que la publiquen... me decía que era lo mismo.
Mi respuesta, en ese moemento debería haber sido: Cómo? Y perderme las genialidades que los demás tienen para comentar? Perderme los puntos de vista de gente que lee mi espacio hace rato?

Y ahí entra tu comentario, los de Flor, Nick, Jared, mona Loca,y varios mas.

"USAR A LA EMPRESA" (en el mejor de los sentidos, entiéndase usar).
Genial. Creo que es algo que cuesta entender, que cuesta llevar a cabo, pero es evidentemente un lugar o camino a transitar.

Beso madrina del blog!!!!!!!!

no importa quien soy dijo...

Madrina del blog:

Recién te contestaba y me salió otro mensaje tuyo!

Grande el 18!!!!!!

Igual, esto de los coemtarios anda mal y cuenta mal!!!! Se supone que van mas de los que dice en la pantalla, pero vaya asaber uno porque pasa!

Viste que el comentario XVII lo salteo? Y pongo el post, que explcia porque hay que saltearlo!!!!!

GRACIAS IGUAL GENIA!!!!!!!!!!!

Fepi dijo...

Con mis 21 años reconozco ser un pichuelo todavía.

Fepi dijo...

Igual no me acuerdo ni que escribí. :S

Fepi dijo...

Ah y perdón nada que ver con nada mi pregunta, no se por qué te pregunto eso. Bah si, tenía en mi cabeza como que venías nombrando la idea de largar todo a la mierda, pero no se si lo escribiste o lo inventé. Igual nada que ver la pregunta.

Si igual releí lo que puse y que se yo, yo tengo algunos principios que no los quiero romper para nada, pero hablo de principios bien básico, y ser feliz me parece la búsqueda más sana. Evidentemente te referis a otros principios, y creo que ya se a que te referis, y si creo que tenés razón con lo de los de que te vendes con algunos principios que son más vale de soñador. Aclaro de nuevo que soy un pichuelo que recién se esta largando al mundo, en este momento me dedicó al estudio, y nunca hice un laburo muy serio, no tengo grandes responsabilidades más que terminar mi carrera en este momento. Adiole!

Me case con la lluvia dijo...

Muy bueno chabon... muy bueno ( son las palabras que mas rapido me salen de andentro XD). Suena como algo personal, y a la vez no. Suerte que siguio vivo el heroe, me gustan las historias que al final muestran un poco de luz al menos incluso desde del fondo del rio.

Abrazo de ardilla filipina vendiendo mariscos

no importa quien soy dijo...

Fepi:

21!!! Sos un mal educado sólo por tener 21 años! :-)

Estudia y aprovecha! Dentro de unos 12 años, contestame mi escrito!

Abrazo viejo!

no importa quien soy dijo...

Mr Limadura:

Elegir. Vos hablaste de algo de eso.

Gracias por el muy bueno!!!!

Abrazo de........ (no se me ocurre nada!!!)

Vir dijo...

que buenos son tus post!
atrapantes y super creativos
todos tenemos un poco de ariel y su hartazgo, no?
te mando un beso grande
pd: a mí también el título me hizo acordar a stieg larssen. muy bueno!!!
:)

no importa quien soy dijo...

Vir:

Gracias.

Que bueno que estés de vuelta.

Voy a googlear a Stieg Larssen porque no tengo ni idea quien es!

beso

Winter dijo...

Primera vez por acá. Y algunas veces por el puerto de Olivos buscando respuestas en la luna sobre el río cuando todavía el sol no se fué. Ese es otro after office!

La Huida dijo...

No creo que se trate de conformismo/inconformismo, tanto Ariel como muchos de nosotros estamos inmersos en un sistema en el cual debemos permanecer por las muchas responsabilidades o necesidades que nos persiguen diariamente, que cargamos y que no fueron nuestra elección cargalas, a veces; sumando que lejos está una vida urbana llena de caos en nuestro sueño de vida y que para perseguir ese sueño hay que correr demasiados riesgos...

Ariel se animó a correr los riesgos de mandar a la mierda este sistema asqueroso, renunció, felicitaciones pare él. Su tranquilidad está asegurada, tiene el abrazo de quien necesita.

Besos Niqs, como siempre vos, haciendome pensar.

La Huida dijo...

Ahh me olvidaba...
No puedo dejar de hacer mención la risa que me causan los inoportunos y graciosos finales hollywoodenses con los que terminas tus escritos.
Me mata tu sensibilidad y esas ganas de cuentos de hadas ...jajajjajajajajjajajajajajjajaj... sos un amor niqs, en serio.

El Cíclope Catódico dijo...

A veces pasa que el pez quiere ser sapo y la luna quiere salir de dia... igual esta muy bien.

La solitaria dijo...

Creo que Ariel se dió cuenta que sencillamente, ese mundo corporativo no era para él. Pero también pudo comprobar que su capacidad era su activo más preciado, y que iba a salir adelante. Lo aplaudo.

Muy pero muy buen post!

no importa quien soy dijo...

La Huida:

me alegra que te haga pensar... y con respecto a los finales de mis historias... es verdad, es mas fuerte que yo... es como que necesito que terminen bien.

Beso!

no importa quien soy dijo...

Winter:

Primera vez, pero espero que no sea la última!!!! Bienvenida!

Viste? Flor de after office se mandó este pibe!

Beso!

no importa quien soy dijo...

El Cíclope Catódico:

Inconformismo! Todos queremos lo que el otro tiene!
Tanto pelear, trabajar, para luego abandonar. Es un punto de vista, vale!

Abrazo!

no importa quien soy dijo...

La solitaria:

Evidentemente ese mundo no era para él. Esperemos que pueda encontrar su mundo, entonces!

Gracias por el muy bueno!!!!

mandrake el vago dijo...

Mire que cosa con los premios... porque se ganó uno en los mandrake academy awards!
Ahora esperamos su reacción, la que esperamos ;) ;) (no se le niega el deseo a nadie :P :D )

no importa quien soy dijo...

Me gané un M.A.A.!!!!!!!

no te la puedo, genial!!!!

Ahora lo voy a buscar!

Dolo dijo...

Muy bueno el post!! cuanta valentía para dejar todo asi. Si es tuya la historia, real o no, si lo estás pensando o ya sucedió no importa, me encanta la reflexión, me encanta conocer de auqellos que se animan por su sueño, me conmueve. beso!

Flor S dijo...

Dejarlo todo... son pocos los que se animan. Me encantó el final! Me engañaste por unos segundos, pensé que él se había ahogado.

Besos y que tengas buena semana :)

no importa quien soy dijo...

Dolo:

La historia no es mío... o si? importa?

Lo que importa es que te conmoviste, y eso para mi que escribo y amo escribir, es ESPECTACULAR!

BESO

no importa quien soy dijo...

Flor S:

te engañó el final????

Buénísimo!!! era lo que quería!!! pero nadie me lo mencionó!!!!

BESO!!!!

Otras Marías dijo...

Me dejaste con la boca abierta...
Seguramente habrá tantos que se sentirán (nos sentiremos?) identificados con tu texto, y cuántos q no se animarán (nos animaremos?)a hacer lo que hizo Ariel.
Es la primera vez que pasó y me encantó leerte.
Un beso.
María C.

no importa quien soy dijo...

Otras Marías:

Bienvenida!!!!

Espero que me leas seguido, aunque no estoy con muchas ganas de escrbir... estoy medio cansado!

Bueno, bienvenida otra vez!

Beso

Jimmy dijo...

Ah amigo...si uno pudiera apropiarse de tus palabras y también pudiera dejar en el fondo del río tanta, pero tanta mugre...qué bueno sería...
Amigo, No Importa Quién Sos, Importa Lo Que Sos...don´t forget...
Abrazo señor, tarde, pero seguro...

no importa quien soy dijo...

Jimmy:

el mejor comentario para darle cierre a este capítulo.

Abrazo

reina dijo...

Llegué después del cierre...?
Bueno, no sé desde dónde llegué pero me enganchó cuando leía que era en el puerto de Olivos... el río color marrón y la basura... qué pena... cuando era adolescente era tan bonita la costa...
Con respecto al relato... me gustó mucho...
Vivir para trabajar... no es negocio... sólo hay que trabajar lo suficiente para vivir... y poder disfrutar...
Yo también hubiera renunciado... o no hubiera llegado hasta ahí arriba...
Seguiré leyendo a ver qué más encuentro....
Saludos

no importa quien soy dijo...

Reina:

bienvenida!!!!

Espero que sigas leyendo!!!!

Lila Biscia es Lilus bla bla dijo...

no me importa nada quien sos! me lo lei todo! todo entero! del principio al fin sin saltear ninguna parte! y me encanto! me encanto! y no se que comentar, porque me emocionó :)
Que lindo que escribis! creo que ya te lo dije varias veces!
besos

no importa quien soy dijo...

Lila:

APROBADA la lección!!!!!

Gracias por los piropos (inmerecidos, creo)!!!!!

BESO!